sexta-feira, 6 de julho de 2012

El problema está en los ingresos públicos, no en el gasto

El gobierno de España, con la soga del rescate ya en el cuello, parece decidido a cumplir con creces las exigencias de reducción de déficit que le impone la Unión Europea, pero trabajando única y exclusivamente por el lado de la minoración del gasto público. Los funcionarios y empleados públicos volverán a ser los sacrificados.

A poco que se observe el gráfico 1, es fácil comprobar que, efectivamente, en 2011 el déficit público español (-8,5%, posteriormente corregido hasta el -8,9% del PIB) está entre los más cuantiosos de la UE-27, sólo superado por Irlanda (-13,1%) y Grecia (-9,1%). 

Gráfico 1. Déficit público 2011, en porcentaje del PIB

Conviene recordar, sin embargo, que el problema del déficit público español no está en el lado del gasto público. Aunque es una demagogia que cala fácil en la opinión pública, el desequilibrio de las cuentas del estado no se origina porque la estructura política (autonomías, diputaciones, municipios, senado) sea demasiado costosa, ni porque hayamos estado disfrutando de un modelo de estado del bienestar económicamente insostenible.

Nuestro verdadero problema está en el lado de los ingresos públicos. En primer lugar, por la significativa reducción de la actividad económica, consecuencia de la caída vertiginosa de la demanda interna, provocada, en gran medida, por los cinco millones de parados. Y en segundo lugar, por nuestro modelo fiscal.

El gasto público español, medido en porcentaje del PIB, no puede calificarse de desmesurado, ni mucho menos. En el gráfico 2, puede observarse que para 2011, en España representa el 43,6% del PIB, muy inferior al de Dinamarca (57,9%), Francia (55,9%), Finlandia (54%), Bélgica (53,3%), Suecia (51,3%), Eslovenia (50,9%), Austria (50,5%), Holanda (50,1%), Grecia (50,1%), Italia (49,9%), Reino Unido (49%), Portugal (48,9%), Hungría (48,7%), Irlanda (48,7%), Chipre (47,3%), Alemania (45,6%) y al mismo nivel que el de Polonia, Malta y República Checa.

Gráfico 2. Gasto público 2011, en porcentaje del PIB.

Así pues, a pesar del considerable gasto que se deriva de las prestaciones sociales para atender al enorme número de parados, nuestro maravilloso estado del bienestar, en sanidad, educación, dependencia, pensiones, etc. está entre los más bajos de la Unión Europea, al nivel de los países más pequeños y pobres de la antigua Europa del Este. Sólo tienen menor gasto público que España, Eslovaquia, Rumanía, Lituania, Letonia, Estonia y Bulgaria. 

Gráfico 3. Ingresos públicos 2011, en porcentaje del PIB.

Si ahora nos fijamos en el lado de los ingresos, gráfico 3, en 2011 los ingresos del estado en España supusieron el 35,1% del PIB. Un volumen de ingresos ridículo si se compara con Dinamarca (56%), Finlandia (53,2%), Hungría (52,9%), Suecia (51,4%), Francia (50,7%), Bélgica (49,4%), Austria (47,9%), Italia (46,1%), Holanda (45,5%), Alemania (44,7%), Portugal (44,7%), Eslovenia (44,5%). Inferior, incluso a Luxemburgo (41,4%), Chipre (41%), Grecia (40,9%), República Checa (40,3%), Malta (40,2%), Estonia (39,2%).

En realidad, los ingresos públicos españoles sólo superan, y por poco, a los de Lituania (32%), Rumanía (32,5%), Eslovaquia (32,6%) y Bulgaria (33,1%). Es decir, sólo en estos países se pagan menos impuestos que en España.

Pero el problema de la baja recaudación del sistema fiscal español no está en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas. Al contrario, España está entre los países donde más pagan los asalariados, aún cuando nuestros sueldos son muy inferiores a la media europea. El problema está en el fraude fiscal, en la economía sumergida y en la caída de ingresos que se deriva del pinchazo de la burbuja inmobiliaria, especialmente en el impuesto de transmisiones patrimoniales y en el IVA. Y también, como decíamos antes, de la menor actividad económica consecuencia de la menor demanda interna. 


 
Gráfico 4. Deuda pública 2008-2011, en porcentaje del PIB.

Por otro lado, a pesar del incremento experimentado en los últimos años, desde el 40% del PIB en 2008 al 68,5% en 2011, el nivel de deuda pública española, como se ve en el gráfico 4, sigue siendo inferior al de la mayoría de países de nuestro entorno. Así, en Reino Unido está en el 85,7%, en Francia 85,8%, Alemania 85,2%, o Italia 120,1%. Y mucho menor que los tres países ya rescatados: Portugal 107,8%, Irlanda 108,2%, Grecia 165,3%.

A la vista de todos estos datos, que el equilibrio de las cuentas públicas se busque sólo por la reducción del gasto público y por la mayor presión fiscal sobre los asalariados, a través del IRPF, o sobre el consumo, a través del IVA, supone, en el mejor de los casos, un injusto doble castigo a las clases medias que pagarán más y tendrán menos prestaciones sociales. En el peor, si son trabajadores públicos, corren el riesgo de acabar perdiendo su empleo.

Cuando, en realidad, como ya hemos comentado aquí, el problema económico español está en la deuda privada, sobre todo la de los bancos.

18 comentários:

  1. ME GUSTARÍA SABER CUÁL ES LA FUENTE, GRACIAS.

    ResponderExcluir
  2. Eurostat newsrelease euroindicators 62/2012, 23 april 2012.
    Salud,

    ResponderExcluir
  3. Convendría decir que España es de los países con impuesto de IVA e impuestos especiales más bajos de la UE, incluso con países con salarios menos como Portugal o los de Europa del Este

    ResponderExcluir
    Respostas
    1. Y qué quieres decir con eso, Andrés? que hay que subir el IVA? también se podría decir que cada vez quedan menos habitantes solventes con holgura como para pagar un IVA alto como en esos países, ya que el número de parados es mayor y, consecuentemente, la gente que vive bajo el mismo techo que ellos estará en las mismas condiciones.

      Excluir
    2. Si antes te pedían el trabajo sin IVA, al 20% no habrá ni que preguntar...
      si saben que subiendo el IVA baja la recaudación y bajando el IVA sube la recaudación,
      ¿quién es el tonto que elige?

      Excluir
    3. Y ya has visto lo que se ha conseguido con las últimas súbidas, reducción de consumo y por lo tanto reducción de recaudación. Y como el te pregunta, ¿cual es la conclusión de tu premisa?

      Tu comentario es como si digo "ayer me compré un perro" y lo dejo ahí. vale ¿y qué?

      Excluir
  4. Lo que se debería hacer es aumentar el número de inspectores de hacienda, con el fin de perseguir y revisar las actividades económicas, retirar las ayudas a la iglesia y obligarles a tasar sus inmuebles y que paguen el ibi como todo españolito de a pie; y juzgar y responsibilizar a todos los banqueros que han quebrado sus entidades.

    ResponderExcluir
    Respostas
    1. De acuerdo en todo. Ahora, no nos llevemos a equívoco, lo del ibi de la iglesia o juzgar a los banqueros no va a solucionar nada. Por supuesto Se debe hacer, pero no creo que la economía global vaya a mejorar por esa pequeña contribución...

      Excluir
    2. Con tantos despidos de funcionarios, bien podrían traspasarlos a justicia y fraude ... por lo menos revertiría en una sociedad mejor.

      Excluir
  5. Hola Trasno. Me ha parecido muy interesante el artículo. Pero, ¿podrías poner el link a la fuente (Eurostat newsrelease euroindicators 62/2012, 23 april 2012) al final del artículo o en este comentario?

    Me gustaría poder acceder directamente a ella para ver más datos.

    Muchas Gracias.

    ResponderExcluir
  6. ¿Se dará cuenta de que con sus medidas el consumo en España no hace más que bajar??? ¿Dónde estaba Rajoy cuando repartían los cerebros?

    www.caricaturasalacarta.com

    ResponderExcluir
  7. Excelente artículo.

    Para Trasno (72% fraude fiscal grandes empresas=62.000 millones de euros en el 2009): https://www.facebook.com/photo.php?fbid=3800319300819&set=a.1042793164389.7916.1662395678&type=3&theater

    Para Adrian: http://epp.eurostat.ec.europa.eu/cache/ITY_PUBLIC/2-23042012-AP/EN/2-23042012-AP-EN.PDF

    ResponderExcluir
  8. Le felicito por este excelente blog que he descubierto recientemente y que uso ahora con asiduidad y le veo una gran utilidad.

    Pero esta entrada, sin ánimo de ser descortés, no tiene una conclusión muy sensata, aunque lo datos sean correctos las conclusiones pueden ser equivocadas. Me explico, imagínese que mañana un padre de familia concluya que el problema del desastre de su casa se debe a que gana poco, ¡no se ha fastidiado!, pero hasta que sea capaz de encontrar otro trabajo tendrá que moderar y ajustar su economía su realidad o de endeudarse con el nivel sensato. Lo que no puede hacer es endeudarse indefinidamente y no ajustarse, por supuesto que también, en paralelo debe buscar otro trabajo.

    ResponderExcluir
    Respostas
    1. Sí, con la "pequeñísima" diferencia de que el padre de familia no tiene ninguna garantía de encontrar un empleo, en tanto que el Estado dispone del BOE para cambiar de inmediato la legislación tributaria y de medios materiales y humanos que, si hubiera voluntad política, serían más que suficientes para acabar con enormes bolsas de fraude y velar por la equidad en el reparto de la carga tributaria. No es de recibo que las clases medias sean de nuevo las paganas de las medidas de recorte y los incrementos de impuestos mientras que las grandes empresas cotizadas tributan a tipos efectivos inferiores a los de un mileurista.

      Excluir
  9. Huerta de Soto puede explicar por qué bajan tanto los ingresos durante la depresión económica: el PIB sólo mide la producción que es consumida, se centra en el consumo, pero los empresarios que producen las piezas de los coches que se venderán dentro de 10 años adelantan el IVA. Lo que ocurre es que hay mucha menos producción e inversión. El PIB es una medida que oculta muchas cosas.

    ResponderExcluir

No faiado